domingo, 2 de enero de 2011

Flores

Para ser honesto con uno mismo y con los demás, y seguir soñando, es necesario ir deshojando una margarita con el paso del tiempo, y no tirarla al suelo hasta que no queden más hojas. Para evitar chafar pronto la flor, hay que cortar muchos tallos antes del invierno o por el contrario puedes decidir quemar un jodido bosque.

1 comentario:

La Perfida Canalla dijo...

Seguro que yo acabaria quemándolo con la poca paciencia que tengo ;)
Un saludo coleguita